Actualitat

El Gobierno ha renovado el convenio con la Fundación Catalana de Síndrome de Down (FCSD), para favorecer la inclusión sociolaboral de personas en situación de discapacidad intelectual con un grado de discapacidad reconocido superior al 65%. El presidente, Quim Torra, el conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, y la directora general de la FCSD, Katy Trias, han encabezado el acto.

Se trata de un programa que se dirige a personas con síndrome de Down u otras discapacidades intelectuales que tienen un grado de discapacidad reconocido superior al 65% y que están valoradas como usuarias de centros ocupacionales.

El proyecto consta de dos fases, una primera de formación en situación, que permitirá hacer una estancia de seis meses de prácticas en el centro de trabajo de la Generalidad. Si la valoración de este período es positiva, se firmarán convenios individuales entre el departamento del centro de trabajo y la FCSD. En función del acuerdo, hasta diez personas de este colectivo podrán integrarse en centros de trabajo de la Generalidad.

La FCSD realizará el seguimiento y la tutela de estas personas y asesorá y dará pautas a los compañeros y jefes de los participantes en el programa. La coordinación del proyecto la llevará a cabo el Departamento de Políticas Digitales y Administración Pública a través de la Secretaría de Administración y Función Pública.

Torra ha agradecido que esta fundación «pionera» ayude al ejecutivo a ofrecer «lo mejor» de una administración. Por su parte, Katy Trias ha apuntado que la inclusión será «la mejor manera» de ayudar a la calidad de vida de las personas y sus familias. El convenio, firmado hace 19 años, da trabajo a 9 personas en situación de discapacidad intelectual que les impide el acceso al mundo laboral. Ahora se cubrirán dos plazas vacantes.

El presidente agradeció a la fundación todo el trabajo realizado: «Fuisteis pioneros para valorar y estimar las personas». El jefe del Ejecutivo ha dicho que es una «suerte» que la Fundación acompañe el Gobierno y permita que la administración esté al lado de las personas que más lo necesitan para ayudarlas a progresar.

Alternativas a los centros ocupacionales

Por último, Trias ha sentenciado que la fundación se encuentra «feliz» para demostrar que personas en situación de discapacidad intelectual con un grado de discapacidad reconocido superior al 65% y valoradas como usuarias de centros ocupacionales también pueden trabajar en diferentes administraciones públicas. La directora general de la FCSD espera que el acuerdo pueda ampliarse en un futuro para incorporar más gente de toda Cataluña y de otras entidades.

Trias ha añadido que la apuesta del convenio fue «muy importante», hace 19 años, y que el desarrollo ha constatado ser «muy positivo» para las personas: «Hemos demostrado que hay otras vías alternativas al centro ocupacional» .

El acuerdo firmado hoy renueva la colaboración que la Generalitat y la FCSD ya llevaban a cabo desde el año 2000 y da continuidad a un proyecto para personas en situación de discapacidad intelectual puedan realizar tareas diversas en centros de trabajo de la Generalidad.

Al acto también han asistido la secretaria de Administración y Función Pública, Anabel Marcos, y la directora general de la Función Pública, Pilar Sorribas.

 

Comparte
Accesibilidad