);

Actualitat

En el marco de las elecciones al Parlamento de Cataluña del próximo 14 de febrero, la Fundación Catalana Síndrome de Down (FCSD), a través de la Asamblea de Derechos Humanos Montserrat Trueta (ADHMT), ha lanzado una campaña destinada a reivindicar la accesibilidad del derecho a voto de las personas en situación de discapacidad intelectual para garantizar plenamente su derecho a la participación política y pública, reconocido en el artículo 29 de la Convención sobre los Derechos de las personas con discapacidad de las Naciones Unidas.

Podéis ver los vídeos de la campaña aquí:

El ADHMT, con el apoyo de la Fundación «La Caixa», ha producido una serie de vídeos para concienciar sobre cómo quieren ser tratadas las personas en situación de discapacidad intelectual. El hilo conductor de las cápsulas son unas hipotéticas elecciones que sirven para reflexionar sobre este trato. «Ten paciencia si voy lenta», «Dirígete directamente a mí», «Dame instrucciones claras», «Tengo mucho que decir» o «Soy una persona adulta» son algunos de los títulos de la campaña.

Las próximas elecciones del 14-F ponen de manifiesto la necesidad de trabajar para garantizar la participación en igualdad de condiciones de las personas en situación de discapacidad en la línea del convenio que firmaron el departamento de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia y la federación DINCAT.

De acuerdo con ello, la ADHMT reivindica que la Administración vele por una accesibilidad real a la información que garantice a las personas en situación de discapacidad intelectual ejercer su derecho a participar en un proceso electoral. En este contexto de excepcionalidad marcado por la Covid-19, la información sobre el funcionamiento electoral o el voto correo no ha sido plenamente accesible. «Que estemos o no en una situación de discapacidad no debe impedirnos poner una papeleta en una urna. Tenemos el derecho a votar como cualquier otra persona y se nos tiene que garantizar poder hacerlo «, explica Andy Trias, presidente de la Asamblea de Derechos Humanos Montserrat Trueta de la FCSD.

Desde el 2018, con la entrada en vigor de la reforma de la ley electoral, todas las personas en situación de discapacidad intelectual españolas tienen reconocidas el derecho a votar en unas elecciones. En España, 100.000 personas en situación de discapacidad intelectual vieron reconocido su derecho a voto; mientras que en Cataluña se estima que la cifra estaría alrededor de 16.000 personas.

Información accesible y libertad de voto

Concretamente, el artículo 29 de la Convención dice que la Administración debe asegurar que las personas en situación de discapacidad «puedan participar plenamente y efectivamente en la vida política y pública en igualdad de condiciones con las demás». Para que esto sea posible, se deben garantizar que los procedimientos, las instalaciones y los materiales electorales sean adecuados, accesibles y fáciles de entender y utilizar.

Del mismo modo, la Convención reconoce la protección del derecho de las personas en situación de discapacidad a «emitir su voto en secreto en elecciones y referéndum públicos sin intimidación».

Comparteix!