Actualitat

Montserrat Vilarrasa, de la Asamblea de Derechos Humanos Montserrat Trueta de la FCSD, es la única persona con discapacidad intelectual que ha participado en la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de las mujeres y niñas con discapacidad.

El pasado 12 de junio, Montserrat Vilarrasa, miembro de la Asamblea de Derechos Montserrat Trueta de la Fundación Catalana Síndrome de Down (FCSD) y vocal del Consejo Rector del Instituto Municipal de Personas con discapacidad (IMPD) del Ayuntamiento de Barcelona, firmó la Declaración de mujeres con discapacidades en liderazgo político y público: hacia Beijing + 25, en un acto que tuvo lugar en la sede de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York.

Vilarrasa participó en el proceso de elaboración de la declaración con el objetivo de visualizar la competencia y rol de las mujeres con discapacidad en posiciones de liderazgo político y público para influir en la sociedad. La representante de la FCSD fue la única mujer con discapacidad intelectual que participó, el resto de mujeres tienen otras situaciones de discapacidad,

La declaración firmada se ha incorporado a los trabajos previos para la Plataforma Beijing +25 de 2020, que tendrá una repercusión directa en los 200 países que forman parte de la ONU.

El texto pide a los Estados que potencien el papel de las mujeres y las niñas con discapacidad y promuevan su liderazgo en la sociedad.

Inclusión y empoderamiento de las mujeres con discapacidad

La declaración sitúa la inclusión y el empoderamiento de las mujeres con discapacidad como objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. De acuerdo con ello, insta a los Estados a reforzar sus esfuerzos a la hora de potenciar el liderazgo de las mujeres con discapacidad con el objetivo de asegurar su participación en la toma de decisiones públicas, promover y proteger sus derechos, acabar con las barreras que impiden ejercer sus derechos políticos o erradicar la violencia hacia las mujeres, entre otros.

El viaje de Montserrat Vilarrasa en Nueva York ha sido posible gracias a la contribución de Norwegian Air Shuttle.

Comparte
Accesibilidad