Transparencia

PRINCIPIO DE TRANSPARENCIA DE LA FUNDACIÓN CATALANA SÍNDROME DE DOWN

La Fundación Catalana Síndrome de Down está comprometida con el cumplimiento de los Derechos Humanos de las personas con síndrome de Down en especial, y con el resto de la ciudadanía en general. Para hacer posible nuestro proyecto, gestionamos los recursos que directa o indirectamente provienen de nuestra sociedad desde diferentes sectores y formas: subvenciones públicas, donaciones privadas de particulares y empresas así como de las cuotas de nuestros usuarios.

Nuestros donantes, socios y personas para las que trabajamos han depositado su confianza en nosotros y por tanto creemos que tenemos la responsabilidad no solo de gestionar correctamente los recursos sino también de informar sobre como lo hacemos y demostrar que se dirigen a las actuaciones previstas y propias de nuestra misión.

Por esta razón consideramos un deber el informar de nuestra gestión, asumiendo el principio de transparencia como un valor esencial para nuestra organización.

En este sentido, rendimos cuentas e informamos a la sociedad a través de los siguientes instrumentos:

· En nuestra web, donde publicamos información sobre nuestra organización, incluyendo detalles de como governamos y gestionamos nuestra entidad. Información y datos actualizados relativos a la distribución y al uso que hacemos de las ayudas y subvenciones que recibimos así como los resultados de la gestión económica y de nuestras principales actividades.

· Rendimos cuentas ante el Protectorado de Fundaciones de la Generalitat de Catalunya.

· Además, cada año la Fundación Catalana Síndrome de Down se somete a una auditoria económica externa, que lleva a cabo la empresa BNFIX PICH.

· Las cuentas anuales de la Fundacinó Catalana Síndrome de Down son depositadas en el Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya.

· Al recibir recursos públicos para financiar parte de los proyectos, la Fundación está sujeta a la Ley de Subvenciones y al control de las Administraciones Públicas que conceden dichos recursos: rendición de cuentas ante el organismo que concede la subvención tanto del ámbito nacional como autonómico y local.

· Disponemos de un procedimiento administrativo para el seguimiento y control de pagos y de un sistema de supervisión de las operaciones económicas.

· Las donaciones que recibimos son registradas e informadas oficialmente a Hacienda mediante el formulario 182 de Declaraciones Informativas de Donaciones.

· Informamos periódicamente a los donantes del uso de sus recursos a través del envío de cartas personalizadas.

· De forma anual, publicamos una memoria de actividades que recoge los principales resultados y datos respecto a nuestras actividades, proyectos, recursos humanos y aspectos económicos.

· La Fundación está al corriente de sus obligaciones tributarias, fiscales y en materia de Seguridad Social. Asimismo está exenta del pago del impuesto de Actividades Económicas, así como el Impuesto Municipal de Bienes Inmuebles.

POLÍTICA DE PRCIOS

Entendemos que la información sobre el coste real de las actividades y servicios que realiza la Fundación es también una buena práctica de transparencia y por ello, independientemente del precio final, la Fundación siempre informará del coste total de la actividad.

El establecimiento de los precios de las actividades y servicios se fijará teniendo en cuenta el coste real de la actividad, deduciendo, si las hubiera, las subvenciones puntuales o fijas recibidas por parte de las Administraciones Públicas o donaciones de empresas privadas para la actividad en cuestión.

En determinats casos i per aquelles activitats que des de la Fundació es valorin com a prioritàries o preferents i, amb la intenció de que se’n puguin beneficiar el màxim de persones possible, el preu fixat pot resultar inferior al cost total, independentment de que l’esmentada activitat tingui o no subvencions.

ÓRGANO DE GOBIERNO

El máximo órgano de gobierno de la Fundación es el Patronato. Sus miembros ejercen sus funciones de forma voluntaria y no remunerada.

El Patronato se reúne en sesión ordinaria un mínimo de una vez al año, dentro de los seis mese siguientes al cierre del ejercicio, para examinar y aprobar los documentos anuales exigidos por la ley. Se reunirá, además, siempre que sea necesario deliberar y llegar a acuerdos sobre las competencias que le son atribuidas y sea convocado por la Presidenta y cuando lo pida, como mínimo, una cuarta parte de sus miembros.

Para evitar conflictos de intereses, los estatutos de la Fundación establecen que “los miembros del patronato se abstendrán de participar en todo tipo de negocios y actividades financieras que puedan comprometer la objetividad en la gestión de la Fundación; tampoco podrán participar en sociedades constituidas o participadas por la Fundación, ni suscribir con esta, sin la autorización previa del protectorado, contratos de compraventa o arrendamiento de bienes inmuebles o de bienes inmuebles de valor extraordinario, ni de préstamo de dineros. Además, durante el año siguiente a su cese, las personas que hayan formado parte del Patronato no podrán prestar servicios remunerados en empresas o sociedades privadas participadas por la Fundación”.

El cargo de Dirección General es designado por el Patronato a propuesta de la Presidenta y ejerce funciones de dirección y gestión ordinaria de la Fundación y de ejecución de los acuerdos del Patronato que los estatutos le asignen o el Patronato le delegue. La Dirección General dispone de un acuerdo limitado de cesión de poderes por parte del Patronato que la habilita pera la representación de la entidad en trámites administrativos, solicitud de proyectos y gestión de proyectos y subvenciones y seguimiento de tesorería. El cargo se ejerce de forma remunerada.

Accesibilidad